Crónica de un neófito de MUSE en la Ciudad de México

Posted on Actualizado enn

MUSE en el Palacio de los Deportes, Diciembre 2013.
MUSE en el Palacio de los Deportes, octubre 2013.

Estoy excitado. Desde el viernes 18 de octubre, no dejo de pensar en el gran, gran concierto que dio MUSE en el Palacio de los Deportes. Esperé 10 meses, y casi un año desde que conocí a mi novia, para vivir este momento musical tan íntimo, que al ritmo de cada acorde y nota tocada por los integrantes del grupo inglés,  me di cuenta que era lo más cercano a sentir el nirvana, o hacer el amor en un formato musical.

La llegada al Domo de cobre, como a cualquier otro sitio de la Ciudad de México fue caótica. Más de 90 minutos de tráfico desde Polanco hasta el Palacio de los Deportes para disfrutar de este evento, el cual comenzaba a parecer un calvario de no ser por la compañía de mi novia, la fan número 1 MUSE en México y su amiga, cantando todos (de verdad que cuando digo TODOS, son TODOS), los éxitos de la banda.

Al filo de las 9.30 arrancó el concierto, iniciando con el espectáculo visual de una pirámide de pantallas LED donde al ritmo de Isolated System (del soundtrack de Guerra Mundial Z), arrancó uno de los mejores conciertos que he vivido en mi vida, (los otros, Coldplay en 2010 y Paul McCartney en 2012).

Pirámide-LED-MUSE
Pirámide-LED-MUSE

Al concluir la introducción, el Palacio de los Deportes retumbó con los bajos de SUPREMACY. Con esto, me iniciaba como fanático de MUSE, donde durante todo el concierto, además de cuidar y disfrutar el fanatismo de mi novia por el grupo, Matt y la música, confirmé lo que tenía en mente, la agrupación inglesa tiene madera para hacer historia, la mezcla de sonidos, letras y acordes hacen de su música única, muy alejada de otros grupos plásticos que he escuchado durante años.

A manera personal, hubo dos momentos cumbre durante todo el show. El primero, FOLLOW ME, LA canción que sólo me hace pensar en ella. El conecte entre sus labios, los abrazos, los gritos, la música de fondo y el éxtasis del momento PERFECTO compuesto por 180 segundos de conexión celestial con el amor de mi vida y las miles de almas que levantaban el puño, gritando a todo pulmón ¡FO-LLOW ME!

El segundo momento más increíble, fue durante SURVIVAL… Piano, chasquidos, guitarra eléctrica y batería hicieron enloquecer a todos los invitados. Juego de luces y una pirámide de LED con videos abstractos (la cual juro no tiene nada que ver con los Iluminati), fueron explosivos y vibrantes. El suelo se movía cual sismo en el DF y la energía de cada uno de los fanáticos te llenaba de tal manera que incluso los más apáticos de la convivencia humana (yo), terminaban gritando: Fight! Fight! Fight! Fight! Win! Win! Win! Win! YES I’M GOING TO WIN.

No me cabe la menor duda que los fanáticos se quedaron con un gran sabor de boca, nunca hubo abucheos y sí muchos “olé, olé olé, Mius”. Los tres años de espera y los 25 para vivir este momentos así tuvieron su recompensa con este concierto de The Unsustainable Tour de Muse.

¿Neofito de Muse También? Aquí les dejo el disco de The 2nd Law completito para que lo disfruten:


Y por acá, varias de las fotos que tomé en mi primera experiencia en fila en medio de cientos de chavales, donde además de recibir empujes, terminé inmiscuido en mota, alcohol y gritos desenfrenados…

18, nada de esto sería sin ti.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s